Instrumentos musicales 

Instrumentos musicales

Hay 6 productos.

Mostrando 1 - 6 de 6 articulos
Instrumentos musicales

Desde su primer día de vida, de un modo u otro, la música forma parte de la vida de cualquier persona. Melodías tarareadas por mamá o papá en casa, nanás que sirven para dormir o canciones emitidas por juguetes. Por ello no nos puede extrañar que la reacción ante determinados sonidos sea de paz o de tranquilidad.

Pero, ¿y si les proporcionamos las herramientas adecuadas para que ellos mismos puedan hacer su propia música? A decir verdad no hay mejor manera de estimularles en este sentido.

Instrumentos musicales adaptados para ellos

No se trata, ni mucho menos, de que compongan piezas maestras. Pero sí se trata de que conozcan los distintos sonidos que existen. De que ellos puedan producirlos y de que noten esa sensación tan placentera que llega a nuestros sentidos ante una melodía agradable.

Pues bien, todo esto es lo que fomenta nuestros instrumentos musicales adaptados para los más pequeños de la casa. Unos instrumentos con todo lo que ellos pueden necesitar.

  • Gran variedad. Guitarras, xilófonos o baterías. Dentro de esta gama se podrá elegir aquel que mejor se adapte a su edad y a sus gustos.
  • Muy resistentes. Los materiales que se han utilizado para su confección son de gran calidad por lo que aguantarán sin problema alguno el paso del tiempo así como los golpes.
  • Formas divertidas. Todos nuestros instrumentos musicales para bebés y niños están pensados para estimularles. Todos tienen formas y colores llamativos y atractivos para ellos.

Pero esto no es todo ya que todos nuestros productos han pasado los más estrictos controles de calidad y seguridad. No existe ninguna pieza de pequeño tamaño que pueda poner en peligro el niño así como otro tipo de materiales. Se trata de un juguete especialmente pensado para ellos y para dar seguridad y confianza a sus progenitores.

Del DO al SI pasando por risas, espontaneidad y diversión. Esto es lo que sucede cuando un niño/a coge un instrumento musical. Ya sea una guitarra, un tambor o una maraca. Despierta su lado más original y desenfadado, pierde la vergüenza y hasta el más tímido se lanza a cantar o a bailar. Y si encima los instrumentos son réplicas de madera de los de verdad, se avecina un espectáculo fantástico. Con la música los niños/as no sólo son felices, sino que interactuan de una manera más natural y son más sociables. Pero la música también potencia la memoria y el tocar instrumentos les ayuda a desarrollar con más fiabilidad su aparato psicomotor. 

No todos tenemos dentro a los Beatles, pero "que nos quiten lo bailao"